Danza Colibrí y la música como universo

Por Gabriela Sossa Calderón

abril 2, 2022Abril 2 de 2022

Danza Colibrí es el resultado de un devenir existencial y musical que ha involucrado nuestro corazón, nuestra mente y nuestras experiencias vitales. Sin duda, tanto mi compañero Jorge Currea como Yo, caminamos largos y diversos trayectos personales y musicales individuales hasta encontrarnos en la convicción de la búsqueda espiritual como sentido de nuestra existencia. Para esto, el vínculo cercano con las plantas medicinales ancestrales y el ejercicio de la música —como practicas espirituales— han sido determinantes. Podemos decir entonces, que la construcción de esta propuesta musical trasciende las aproximaciones meramente técnicas o formales desde el punto de vista musical.

** Música
Eres mensajera del origen de la creación natural
Música
Llenas a mi vida de belleza y armonía espiritual

Danza Colibrí, entonces, apunta hacia la exploración profunda de las posibilidades interpretativas en pro de los mensajes de hondo sentido espiritual. En una primera instancia nos podríamos inscribir en lo que se ha dado en llamar Música Medicina. Algo que podemos entender cómo *genérico musical en el que confluyen géneros musicales diversos, y, que, para nosotros más que partir de aspectos técnico-musicales y de estructuras formales, valora de manera predominante los aspectos líricos alrededor de temáticas relacionadas con las comprensiones y experiencias a través de las plantas medicinales. Sin embargo, nuestra propuesta busca ser en términos netamente musicales consistente, es decir que se sostiene por ella misma y que expresa la coherencia entre texto-música-sentido.

Hoy doy gracias por ti
Por tus sonidos, por tu mística y tu esencia que esta aquí
Tejiendo hilos de vibración
Que se conjugan en mi canto para hacerse una canción

Por lo anterior, necesitaríamos una mayor amplitud para definir -si fuese necesario- el marco de nuestra propuesta musical que abarca no solo canciones creadas alrededor de la sanación y acercamiento a Dios por medio de plantas medicinales, sino también la alabanza a la divinidad en sus múltiples formas de ser nombrada, el propósito de la comprensión de nuestra naturaleza espiritual y una actitud de gratitud y cuidado de la vida, de la tierra y del tejido fraterno y comunitario. De allí que la pregunta ¿a qué género pertenece Danza colibrí? Se haga compleja de responder; para nosotros se trata de un amplio universo y con certeza no buscamos encasillarlo en los compartimentos que, muchas veces, emergen de las lógicas del mercado.

Una canción
Que se abre paso entre el murmullo de mi mente
Una sonora semilla
Que hecha raices en mi corazón
Cuando busco libertad

Visto así, en el caso particular de nuestra propuesta, bebemos de muchas fuentes. Claro, y nos motiva una actitud creadora. Nos importa la exploración y la experimentación: ya en las formas de tocar la guitarra, ya en la forma de encarar la multipercusión, o bien en las maneras como trenzamos el tejido de las voces dando un sostén estético a una forma de cantar que exalta los mensajes que deseamos compartir con fuerza, con gusto y con fruición.

Una canción
Que une nuestros latidos en un mismo pulso
Una canción
Que aleja las tristezas y lo que es confuso
Una canción
Que pinte de colores claros la visión
Una canción
Que llene de alegría el corazón

Cabe resaltar que la música medicina como movimiento es un espacio amplio en el que caben no solo los músicos profesionales, como es nuestro caso, sino, en muchas ocasiones, las personas que interpretan este tipo de canciones, y lo hacen con la sensibilidad e inspiración de quienes asumen las letras musicalizadas como un vehículo para sanarse y ayudar a la sanación colectiva. Si bien no dedican su vida netamente a la práctica musical como oficio para la subsistencia, sí comparten propósitos, intenciones y actitudes a través de mensajes de luz para otros seres dejando un poco de lado el desarrollo técnico-expresivo musical que cuenta, pero que en estas circunstancias no es lo determinante.
En síntesis, nos inscribimos como músicos profesionales que han tomado como referentes sonoros a Colombia y Latinoamérica asumiendo una actitud abierta a las hibridaciones y mixturas con sonidos de otros contextos con los que encontramos resonancias existenciales. Entendemos la música medicina como genérico musical y como movimiento social. Damos a la lírica y a los mensajes de espiritualidad el papel de hilo en el que convergen géneros, instrumentos y sonoridades para crear un espacio de frecuencias resonantes y de esta manera compartir con la humanidad nuestro universo musical.

Y que sería de los cielos sin el profundo celeste
Que se harían las direcciones sin el norte sin el este
Y que seria de la tierra sin el sol y sin la lluvia
Y que seria de mi alma sin la música que cura

*Genérico Musical: Concepto tomado de Julio Gullco en La canción para niños en américa Latina y el Caribe como genérico musical. En La canción infantil latinoamericana y caribeña. Uruguay 2005.

**Canción: Mensajera del origen. Composición de Gabriela Sossa Calderón para Danza Colibrí.

Blog

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *